CatalanChinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

Detenido en Sitges a un miembro de una organización criminal que compraba objetos robados

El material adquirido el vendían de forma directa o la enviaban fuera del país, principalmente en Argelia o los Emiratos Árabes Unidos
 
En un mes el grupo compró más de 700 productos procedentes de robos, principalmente teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos
Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos de la División de Investigación Criminal adscritos al Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana de Barcelona han detenido a seis miembros de una organización criminal dedicada a la compra de productos sustraídos para revenderlos posteriormente dentro y fuera de España.
En el mes de noviembre, fruto de una investigación los Mossos detectaron que en Barcelona se había establecido un grupo dedicado a la compra de objetos procedentes de hurtos y robos en la vía pública y de robos con fuerza en domicilio para luego volverse a vender de forma directa o exportarlos fuera del país.
Los investigadores pudieron acreditar que estaban perfectamente organizados y que cada uno de los miembros tenía un rol bien definido. El líder era el encargado de tomar la decisión final de las compras y de fijar los precios de venta y tenía un hombre de confianza que, además, era el encargado de su seguridad personal y del resto de los miembros del grupo. En un nivel inferior estaban los captadores, cuya función era buscar posibles vendedores de objetos sustraídos. Finalmente, en un escalafón inferior, estaban los que los vendían de forma directa o los exportaban.
La compra de los productos la hacían en la vía pública, en el domicilio de uno de los detenidos o desde un locutorio del distrito de Ciutat Vella de Barcelona. En un mes el grupo adquirió 700 productos, todos ellos de origen ilícito, que posteriormente vendían directamente a terceros y para ello utilizaban el locutorio o lo hacían en la calle directamente.Siempre venían los productos con precios por debajo del de mercado o los enviaban a otros países, principalmente en Argelia y los Emiratos Árabes Unidos.
El día 23 de enero se realizaron entradas y registros en tres domicilios de Barcelona, en los distritos de Sants, Ciutat Vella y el Eixample, una en un domicilio de Sitges y otro en un locutorio de Ciutat Vella. Durante la operación se detuvo a los seis principales miembros de la organización y se recuperaron 115 teléfonos móviles, la mayoría de gama alta, € 4.300 en metálico, joyas, perfumes y otros aparatos electrónicos.
La mayor parte del material recuperado había sido sustraído en días anteriores, ya que los productos más atractivos o con más salida en el mercado negro les daban rápidamente salida para venta directa en Barcelona.El resto los enviaban fuera del país por servicio de mensajería.
Los detenidos, de edades comprendidas entre los 30 y los 40 años y de nacionalidades argelina, paquistaní, y marroquí, pasaron a disposición judicial el día 25 de enero. El juez decretó su libertad con cargos.
La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones
Área de Comunicación
Barcelona, 9 de febrero de 2017

 

CompartirTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone