sitgesvida

El gobierno lleva a aprobación al Pleno la propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2021

El gobierno lleva a aprobación al Pleno la propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2021

La propuesta congela impuestos y tasas municipales para garantizar los ingresos necesarios y prestar los servicios a la ciudadanía.

El gobierno de Sitges lleva al próximo Pleno ordinario el próximo 28 de octubre el dictamen de aprobación inicial de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021. La propuesta congela los impuestos y garantiza el volumen de ingresos para poder prestar apoyo económico a la ciudadanía más vulnerable, y también al tejido empresarial y comercial, ante una posible prolongación de la situación sanitaria y las restricciones a caua de la pandemia.   De entre las principales novedades, se propone una rebaja el tipo general del IBI del 0,52% al 0,49%. En el caso del tipo diferenciado de Ocio y Hostelería se rebajaría del 0,77 al 0,72, que afectaría sólo a los 20 establecimientos hoteleros con el mayor valor catastral.  

El documento propone también la reducción del IBI en un 95% de los bienes inmuebles que sean declarados de utilidad municipal, por causas culturales, artísticas, sociales o de promoción del empleo. En el caso de las bonificaciones para familias numerosas, se incluyen ventajas para aquellas con rentas más bajas.   La concejala de Hacienda, Carme Almirall, explicó que «básicamente, congelamos impuestos con la mirada puesta en la situación económica de la población y al mismo tiempo manteniendo el nivel de ingresos para poder ofrecer a los ciudadanos los servicios y las ayudas».   El concejal adjunto de Hacienda, Xavier Roig, explica también que «mantenemos las bonificaciones que podemos llamar verdes. Además, el Ayuntamiento ampliará las ayudas directas para los establecimientos comerciales que se han visto afectados por el Covid-19 a fin de compensar los gastos fijos, entre las cuales los pago de la tasa de basura «.   La propuesta de ordenanzas para el próximo año sigue la línea de adaptar la fiscalidad a la realidad económica y social que se derive de la situación sanitaria por pandemia. En este sentido, la concejala de Hacienda destaca que «estaremos atentos a las necesidades con el objetivo de no dejar a nadie atrás». Carme Almirall ha recordado que «el Ayuntamiento aplazó el cobro de un total de 15 millones de euros de los tributos locales este año como medida excepcional para contribuir a paliar las dificultades económicas derivadas del confinamiento y la falta de actividad económica «.

Versión optimizada para pc de esta página, ver página original.