sitgesvida

La Oficina de Información Turística de Sitges incorpora mejoras en el servicio al visitante

La Oficina de Información Turística de Sitges incorpora mejoras en el servicio al visitante

El descenso de consultas generado por la Covid-19 ha permitido trabajar en proyectos como la renovación con la certificación Biosphere, la instalación de un sistema de bucle magnético y el nuevo servicio de Whatsapp de atención al visitante.

El impasse que el inicio de la pandemia ha provocado en la actividad turística ha servido para optimizar y mejorar los servicios que ofrece la Oficina de Información Turística (OIT) de Sitges. Entre las medidas adoptadas, y con el objetivo de ofrecer un servicio más inclusivo, se ha incorporado un nuevo sistema de bucle magnético para mejorar la inteligibilidad de las personas con problemas auditivos, y se ha iniciado el nuevo servicio de atención al visitante mediante Whatsapp. Integrado en la web, el sistema de mensajería instantánea permite ofrecer una atención personalizada, ágil y directa, en catalán, castellano, inglés y francés, los cuatro idiomas más demandados en la Oficina de Información Turística.

La OIT ha trabajado también en la renovación del compromiso con la Certificación Biosphere, que acredita criterios de sostenibilidad, sociales, culturales, medioambientales, territoriales y económicos. Actualmente se trabaja en mejoras del espacio físico en la oficina de la plaza Eduard Maristany para ofrecer un servicio adaptado a las nuevas dinámicas y con todas las garantías, a la espera de la deseada reactivación turística.

A pesar de la actual situación sanitaria, la OIT ha atendido las consultas turísticas con asistencia telemática. Las dificultades afrontadas por el sector turístico se ven reflejadas en los resultados de consultas realizadas, que han registrado un descenso del 64,18% respecto al 2019 (de 34.775 en 2019 a 12.456 en 2020). Se mantienen los tópicos en relación a las peticiones de información, con consultas sobre productos culturales (42,59%), información sobre las playas (21,8%), oferta gastronómica (12,41%) y comercio (12,31 %). En contra, ha cambiado el perfil del usuario, con un notable incremento del turismo nacional, que pasa del 29,75% en 2019 al 63,92% en 2020, seguido por el francés (15,59%) y el británico ( 5,91%). Las cifras van en consonancia con la tendencia registrada tanto en Cataluña como en España, según datos publicados por Frontur (Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras, del Instituto Nacional de Estadística). El informe constata que el principal mercado internacional en Cataluña, en 2020, ha sido el francés, que ha representado un 33% del turismo extranjero.

Versión optimizada para pc de esta página, ver página original.