sitgesvida

Sitges prepara la celebración de un Corpus participativo y con muchas sorpresas

Sitges prepara la celebración de un Corpus participativo y con muchas sorpresas

• Del 4 al 13 de junio Sitges se volverá a impregnar de la esencia de una de las festividades más emblemáticas del calendario tradicional y cultural de Sitges, con actos virtuales pero también presenciales.

• La Comisión del Corpus presentará el cartel, el programa de actos y la persona que se encargará de la lectura del Pregón este 2021, la semana del 24 de mayo.

La festividad del Corpus 2021 se celebrará del 4 al 13 de junio. A pesar de estar de nuevo marcada por la situación generada a raíz de la pandemia, la Comisión de Corpus y la concejalía de Tradiciones y Fiestas del Ayuntamiento de Sitges preparan un Corpus participativo con restricciones pero reinventándose nuevamente para volver a impregnar Sitges de la esencia de una de las festividades más emblemáticas del calendario tradicional de Sitges.

Las actividades seguirán siendo en parte virtuales, pero se recuperan actividades presenciales con algunas novedades.

La presidenta de la comisión de Corpus, Angelina Salesas, destaca cuando apenas quedan dos meses para la celebración de Corpus -6 de junio- que «este año volveremos a contar con una fiesta participativa y con muchas novedades que harán vivir a todas las sitgetanas y sitgetans un nuevo Corpus, emotivo ya la vez sorprendente, con detalles nunca vistos y que tocarán la fibra «.

Previamente, la semana del 24 de mayo, la Comisión del Corpus presentará el cartel, el programa de la fiesta, y la persona que este año se encargará de hacer la lectura tradicioanl del pregón.

Corpus 2020, celebración marcada por la pandemia del Covid-19

En 2020 a raíz de la pandemia del Covid-19, el Corpus fue la primera gran fiesta sitgetana que tuvo que suspender la celebración tal como se realizaba tradicionalmente.

El Corpus de Sitges, una fiesta con seis siglos de historia y muy participativa, tuvo que reducir sus grandes eventos, como la confección de las 35 alfombras por las calles de la villa y el posterior paso de la Procesión.
Aunque el confinamiento de aquellos primeros meses, la fiesta se adaptó y celebrar, manteniendo la estructura esencial, confeccionando una alfombra delante de la iglesia que fue pisada por una reducida procesión de Corpus, que salía a tal efecto del templo al son de la música de chirimías. Un día de Corpus en que los vecinos recuperó -un siglo después- las enramadas, por varias calles y las decoraciones con flores de papel para balcones y ventanas, disfrutando de una fiesta íntima pero emotiva.

Versión optimizada para pc de esta página, ver página original.