CatalanChinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

Blanca Benítez invita a la introspección a través de la exposición ‘O Mare e tu’

omare e tuBlanca Benítez invita a la introspección a través de la exposición ‘O Mare e tu’

Una cuarentena de obras conforman la muestra que se inaugurará este sábado a las siete de la tarde en la planta baja del Centro Cultural Miramar. A través de esta exposición, organizada por la concejalía de Cultura, Tradiciones y Fiestas, la pintora invita al espectador a hacer una introspección para alejarnos del ruido innecesario de la palabra y comunicarnos con nosotros mismos.

El artista Blanca Benítez Montané ultima los últimos detalles de la exposición de pinturas que se inaugurará este sábado a las siete de la tarde en el Centro Cultural Miramar. La muestra ‘O mare e tu’, organizada por la concejalía de Cultura, Tradiciones y Fiestas, está formada por una cuarentena de obras que invitan a la introspección y, al mismo tiempo, muestran la evolución artística de la pintora sitgetana que personifica el talento surgido en la villa.

Diez años después de sorprender al público con su primera exposición individual en el mismo equipamiento cultural, ahora Blanca Benítez vuelve al Centro Cultural Miramar para presentar al público obra nueva y un nuevo paso adelante en su carrera pictórica. La mayoría de las obras son de este 2018, incluso algunas piezas han sido creadas en las últimas semanas, pero también hay piezas de 2017.

La exposición se estructura en dos grandes ámbitos para mostrar la versatilidad artística de Blanca Benítez. El primero contiene cerca de una veintena de cuadros en el marco de la colección ‘O Mare e tu’, que está inspirada a partir del fado homónimo de Dulce Pontes. Estas creaciones artísticas, situadas en la sala principal, invitan a la introspección y al alejarse del ruido innecesario de la palabra. El artista sitgetana asegura que quiere transmitir, a través de los cuadros con imágenes oníricas, “lo mismo que siento yo cuando escucho un fado, el tono que tiene la melodía y la voz tierna y, al mismo tiempo, con un puntito de melancolía.

En el segundo ámbito, ubicado en la sala siguiente, se hace una pequeña muestra de los trabajos que ha realizado Blanca Benítez en el mundo de la ilustración. Desde hace tres años también plasma su arte en ilustraciones, creadas artesanalmente y sin utilizar el ordenador, tanto para artículos como para carteles. En este apartado se pueden ver también las ilustraciones del cuento infantil ‘La Tecla i el Casinet de dalt’, que enseña la pequeña historia del Casino Prado.

También hay otro espacio para la colección de ilustraciones ‘Aquellas pequeñas cosas’ que hablan sobre el recuerdo y se basan en una canción de Joan Manel Serrat, y otro apartado para la colección llamada ‘ en blanc ‘, en el que el artista deja ver mucho el papel. La temática sitgetana también está presente en esta exposición representada por tres escenas de la festividad del Corpus. La amplia selección de creaciones permiten ver cómo Blanca Benítez vuelve a utilizar las técnicas clásicas de pintar al óleo, el acrílico y también el dibujo al carbón. La muestra exhibe también bocetos, que ejemplifican cómo se forma una colección de pintura, ya que según Blanca Benítez “los bocetos tienen una expresividad y una fuerza comunicativa, que cuando se pone el color se pierde y yo quería recuperarla”.

La exposición se podrá visitar en el Centro Cultural Miramar del 27 de octubre al 9 de diciembre.

Blanca Benítez, una artista versátil

El artista sitgetana, Blanca Benítez y Montané, ha vivido siempre entre pinceles desde muy pequeña. En 1995 comenzó sus estudios en la escuela de arte de Giovanni Battista Scalabrini (Venezuela) dirigida por el maestro y su mentor, Francesco Santero. Más tarde compaginó los estudios de arte con los de arquitectura en la universidad Santiago Mariño. Aunque su trayectoria profesional se inicia en la década de los 90, con el inicio del nuevo milenio las escenas y los bodegones festamajorencs de la pintora devienen muy populares y, de rebote, se convierten en su sello identificativo.

Con muchas ganas de experimentar, su arte evolucionó hacia nuevas formas de expresión plástica que la llevaron a explorar nuevos caminos en cuanto al contenido y la técnica. Este cambio dio como resultado la exposición del año 2008 en el Miramar, que significó un punto de inflexión en su trayectoria hacia una pintura más íntima ya utilizar la técnica mixta basada en el collage, el acrílico y la pintura al óleo. Esta primera muestra individual en Sitges le supuso un impulso como artista emergente. Ahora, diez años más tarde y con un estilo realista y simbólico, el artista Blanca Benítez pone en marcha una nueva etapa. La creadora sitgetana ha participado en numerosas exposiciones colectivas en diferentes espacios de la ciudad y también ha realizado muestras, tanto individuales como col • lectivas, a más de 10 ciudades de Europa América y Asia.

Con el objetivo de ofrecer también sus conocimientos del arte, Blanca Benítez también combina la docencia con su vocación de pintora e ilustradora e imparte clases de dibujo y pintura en Sitges y Sant Pere de Ribes.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.