DEPANA reclama el desmantelar la cementera de Vallcarca

DEPANA reclama el desmantelamiento de las instalaciones • instalaciones de la cementera, la estación de renfe y el puerto de Vallcarca (Sitges) y, su incorporación al espacio natural del Garraf

La primera fábrica de cemento de España se inauguró en Vallcarca (Sitges) 1903. La empresa inicialmente se denominaba Cementos Fradera y, posteriormente, UNILAND. En 2006 la empresa Portland Valderrivas, del grupo Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), se convirtió en el accionista mayoritario. Actualmente, la fábrica de cemento de Vallcarca ha quedado sin actividad productiva.

Anexos a la fábrica existían las viviendas que acogían a los trabajadores de la cementera y sus familias, hasta dos mil personas llegaron a vivir a las mismas, y desde hace tiempo han sido abandonadas y semiderruidas.

La línea de ferrocarril Valls Vilanova y la Geltrú Barcelona se inauguró en 1881 y la estación de Vallcarca en 1904. La estación de RENFE de Vallcarca quedó clausurada en 1994. Hoy en día es una instalación abandonada y en un estado ruinoso y peligroso.

El puerto de Vallcarca se construyó en 1913 y desde sus inicios estuvo ligado a la actividad industrial cementera.Hasta hace dos años su actividad principal fue el transporte de piedras procedentes de las canteras del Garraf, para suministrar las obras de ampliación del puerto de Barcelona. Actualmente el puerto no entra ni sale ningún barco. Vallcarca tiene la clasificación de puerto industrial y la concesión administrativa adjudicada por la administración autonómica, que caduca el 29 de julio de 2018. Se da la circunstancia de que Sitges acoge otros tres puertos deportivos, siendo el municipio de Cataluña con más puertos disponibles.

El impacto ambiental que ha producido la cementera a lo largo de un siglo en el entorno natural del Garraf ha sido muy importante. El polvo en suspensión de la actividad industrial cementera ha afectado a flora y fauna de la zona, así como todas las construcciones circundantes y que son visibles aún hoy.

La Liga para la Defensa del Patrimonio Natural DEPANA reclama el desmantelamiento de las instalaciones, la descontaminación del entorno producido por la actividad industrial cementera, la deconstrucción del puerto de Vallcarca y la incorporación de todo el sector en el espacio natural del Garraf al que pertenece.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: