Descubrimiento de restos arqueológicos en obras enla Biblioteca Santiago Rusiñol

obrasLas obras en la Biblioteca Santiago Rusiñol dejan al descubierto restos arqueológicos

Las intervenciones ponen al descubierto algunos tramos de muros de época ibérica, restos cerámicos, óseos de desechos de animales y algún elemento metálico.

Cuando sólo ha pasado una semana del inicio de las obras de la Biblioteca Santiago Rusiñol, los trabajos para rebajar las tierras en la zona donde el proyecto prevé la instalación de un ascensor han dejado al descubierto restos arqueológicos de los íberos.

Hasta el momento, los trabajos han permitido localizar algunos tramos de muros de época ibérica, concretamente de los siglos III – II antes de Cristo, y recuperar una considerable cantidad de restos cerámicos, óseos de desechos de animales, y algún elemento metálico .

El inmueble de la Biblioteca Santiago Rusiñol se encuentra ubicado dentro del Puig de Sitges, zona protegida desde el punto de vista patrimonial. Por esta razón, desde el primer día, se está efectuando un seguimiento arqueológico cuidadoso, a falta de finalizar los trabajos en este punto de la biblioteca.

Sitges ha sido noticia otras ocasiones por interesantes hallazgos arqueológicos como el anillo de oro puro en un 95%, datado del siglo I dC, que se localizó durante las obras de reforma de los museos, en la calle Fonollar, o la mandíbula de neandertal (Homo neanderthalensis). La villa es el municipio catalán donde se han documentado más restos humanos de Neandertales y también se ha podido confirmar que tuvo una comunidad habitada importante en la época romana.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.