El Ayuntamiento de Sitges garantizará el acceso a la vivienda publica

El Ayuntamiento de Sitges garantizará el acceso a vivienda con la construcción de pisos públicos y más ayudas para el alquiler

Se prevén dos promociones de vivienda pública con 113 pisos públicos de alquiler en La Plana y Santa Bárbara. Para facilitar el acceso a la vivienda también se ampliarán las ayudas de la bolsa de ayudas al alquiler hasta los 300.000 euros y se comprarán pisos vacíos a través del derecho de la administración pública a tanteo y retracto con el objetivo de ponerlos a alquiler.

El Ayuntamiento de Sitges aborda el problema de acceso a la vivienda impulsando nuevas medidas, algunas de ellas innovadoras en nuestro municipio. Una de las principales acciones es la construcción de vivienda pública de alquiler, que actualmente es inexistente en Sitges. Por otra parte, el consistorio amplía las ayudas al alquiler multiplicando esta bolsa por cuatro y llegando a los 300.000 euros; y apuesta por destinar 500.000 euros a la compra de pisos vacíos para destinarlos a alquiler. Todas estas medidas deben permitir dar respuesta inmediata a la ciudadanía con dificultades para acceder a una vivienda y, al mismo tiempo, frenar el incremento de precios del mercado inmobiliario de los últimos años.

113 pisos públicos de alquiler en La Plana y Santa Bárbara

El consistorio ha previsto dos nuevas promociones de vivienda pública, que permitirán construir 113 pisos en La Plana y Santa Bárbara. En concreto, 70 se ubicarán en La Madriguera y 43 en Can Pei. La ciudadanía interesada en alquilar alguno de estas viviendas deberá hacer la solicitud en la Oficina Local de la Vivienda de Sitges cuando se abra el periodo de inscripciones, una vez se haya puesto en marcha la construcción de las viviendas . En las próximas semanas, la Oficina Local de la Vivienda se trasladará al número 9 de la plaza del Ayuntamiento. Los requisitos para solicitar los pisos se han aprobado recientemente en el marco de la comisión municipal que se activó en el pleno monográfico sobre la vivienda, celebrado el pasado mes de enero, y se darán a conocer en los próximos días.

Estas promociones de vivienda pública serán las primeras de los más de 600 viviendas que se han acordado en el pleno municipal y que deberán ejecutarse en los próximos años. El objetivo de estas promociones es ampliar el grueso de población que se puede beneficiar de viviendas públicas. El consistorio confía en que la medida repercutirá en el mercado hasta invertir la tendencia al alza de los precios. Por lo tanto, se espera que las nuevas construcciones favorezcan el conjunto de la ciudadanía.

Se multiplica por cuatro la bolsa de ayudas al alquiler, que se amplía hasta los 300.000 euros
Otra de las novedades para facilitar el acceso a la vivienda es la ampliación de las ayudas al alquiler que ofrece actualmente el Ayuntamiento, que se multiplican por cuatro y pasan de una bolsa de 75.000 euros durante el 2018 en una bolsa de 300.000 euros este 2019. Esta ampliación económica pretende evitar la pérdida de la vivienda entre la ciudadanía con rentas más bajas, así como la marcha forzosa de Sitges y Sitges a otros municipios por la imposibilidad de hacer frente al precio de la vivienda. También se prevé que las ayudas permitan detener el incremento del precio del alquiler en Sitges.

Más ayudas para llegar a más de Sitges y Sitges
Con el objetivo de que más personas se puedan beneficiar de las ayudas al alquiler, recientemente se han modificado las bases para los beneficiarios de las ayudas, con el fin de llegar a un abanico de población más amplio. Para poder acceder, los solicitantes, que pueden ser tanto personas que viven solas como familias, tienen que acreditar 5 años de residencia legal en Sitges (continua o por periodos), unos ingresos de la unidad de convivencia no superiores a cinco veces el indicador de renta de suficiencia de Cataluña (IRSC), ser titulares del contrato de alquiler de su domicilio habitual y permanente, pagar un alquiler mensual de máximo 800 euros, tener domiciliado el cobro de la prestación en una entidad financiera, estar al corriente del pago de las rentas de alquiler en el momento de presentar la solicitud y pagar el alquiler de la vivienda por transferencia bancaria, recibo domiciliado o recibo emitido por el administrador o propietario de la vivienda como mínimo a partir del mes siguiente a la fecha de presentación de la solicitud.

Medio millón de euros para comprar pisos vacíos y ponerlos a alquiler
La tercera gran medida prevista por el consistorio con el objetivo de garantizar el acceso a la vivienda es la compra de pisos vacíos a través del derecho de la administración pública a tanteo y retracto con el objetivo de poner a alquiler. El Ayuntamiento cuenta este 2019 con una una partida de medio millón de euros para este fin. La compra de las viviendas se financiará a través de una operación de crédito con el Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Forns: «Queremos garantizar que la vivienda llegue al máximo posible de Sitgetanos»
El alcalde Miquel Forns quiere remarcar la importancia de «garantizar que la vivienda llegue al máximo número posible de Sitgetanos y Sitgetanas, con especial incidencia en las rentas más bajas y todos aquéllos ciudadanos que han tenido que marchar de la ciudad porque no pueden acceder a la vivienda «.

Por su parte, la concejala de vivienda, Rosa Tubau, anuncia que «por cada promoción de vivienda pública que hacemos habrá unos requisitos concretos, para poder valorar qué necesidades específicas hay en la población. De este modo, a medida que se vayan haciendo las promociones, podremos concretar los criterios de cada promoción «.

Con más población, más necesidad de vivienda
Todas estas medidas quieren dar respuesta a las demandas presentes de vivienda, pero también a las del futuro. El Plan Local de Vivienda, que cuenta con un diagnóstico detallado del mercado inmobiliario en Sitges y de la evolución demográfica, prevé que en el período 2016-2021 Sitges tendrá unas necesidades de vivienda de entre 376 y 472 pisos de emancipación para la juventud, de 199 hogares para adultos, de entre 45 y 67 viviendas para la tercera edad, de 15 pisos para familias o personas desahuciadas y de 2 viviendas de emergencia. Estas son las previsiones después de que entre 1991 y 2011 la población de Sitges se duplicara ampliamente y cambiara de una manera muy sustancial a nivel sociológico y urbanístico. El gran incremento demográfico se ha basado fundamentalmente en traslados residenciales, tanto de población autóctona, sobre todo del área metropolitana de Barcelona, ​​como de población nacida en el extranjero, tanto de países más desarrollados como menos desarrollados.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.