El Gobierno llega a la mitad de la legislatura disminuyendo el déficit de las finanzas

El ahorro neto positivo de 4M de euros se consigue gracias al rigor en la gestión, priorizando políticas sociales y optimizando los servicios municipales.

El Gobierno de Miquel Forns afronta los próximos dos años con el objetivo de disminuir la presión impositiva al ciudadano y reducir la deuda bancaria de 53m de euros.

Cuando falta poco para llegar al ecuador de esta legislatura, el Gobierno Municipal de Sitges ha dado a conocer los datos del cierre presupuestario de 2012. Los resultados permiten afirmar que el Gobierno liderado por Miquel Forns ha logrado disminuir el déficit de 22 millones de euros con el que inició la legislatura ya que el último cierre ha permitido alcanzar un ahorro neto positivo de poco más de 4 millones de euros. Esta situación, que no se daba desde hace años, se ha producido gracias al rigor en la gestión que se inició desde el inicio del mandato.

Ante estos resultados, el concejal de Hacienda, Jordi Mas, afirma que «enderezar las finanzas municipales era, además de una obligación impuesta por el nuevo marco legal sobre haciendas locales, una necesidad para poder desplegar, una vez alcanzada una cierta normalidad económica y financiera, las políticas económicas, sociales y culturales que pensamos que nuestro municipio necesita para encarar un futuro todavía incierto «. Sobre la situación que se ha vivido estos dos últimos años y que ha supuesto un ejercicio de sacrificio y austeridad por parte de los ciudadanos, los usuarios de los servicios púbicos y los trabajadores municipales, Mas afirma que «enderezar las finanzas no constituye un ejercicio arbitrario destinado cuadrar la caja como algunos han querido comunicar. La consecución de estos objetivos del Plan de Mandato permiten, en buena parte, el desarrollo del resto de compromisos de la legislatura «.

A pesar de la positividad que se desprende del cierre presupuestario del último año, la voluntad del Gobierno Municipal pasa por continuar trabajando en una línea de rigor en la gestión de las finanzas municipales que se refleje en la contención en el gasto, manteniendo la máxima que no se puede gastar más de lo que se ingresa, pero pensando especialmente en relajar la presión impositiva hacia el ciudadano y mejorando aquellos aspectos que se han marcado como prioritarios para el desarrollo del municipio. Hay todavía un largo camino a recorrer ya que aunque se ha conseguido dar la vuelta a la situación, el Ayuntamiento está todavía en una situación complicada, generada en buena parte por la deuda bancaria que actualmente es de 53 millones de euros .

Sobre la actual situación económica del Ayuntamiento, el Alcalde, Miquel Forns, se ha mostrado satisfecho y agradecido por el esfuerzo de todos, ciudadanos, trabajadores y Gobierno, en el logro de los resultados y, con la voluntad de trabajar en la línea que las primeras medidas ya anunciadas – rebaja del 50% de la tasa de basura, rebaja del 45% del impuesto de plusvalía, reducción del precio del transporte urbano-amplíe con otras medidas de cara al 2014 como la rebaja del IBI. Miquel Forns también afirma que «una vez hemos sido capaces de conseguir este resultado estamos trabajando en otras prioridades por Sitges que se implementarán de manera inmediata.

Entre las actuaciones prioritarias destaca un nuevo plan de limpieza para Sitges el que destinaremos más recursos económicos, aportaremos también más efectivos para mejorar la seguridad y trabajar para intentar resolver problemas como el de la venta ambulante. Otro de las prioridades que estamos estudiando es la de las bonificaciones por el uso de las instalaciones deportivas y culturales «. A estas actuaciones anunciadas por el Alcalde hay que añadir otras líneas de trabajo del Gobierno Municipal como la compensación a los trabajadores municipales que, firmaron un acuerdo por lo que reducían parte de sus retribuciones, sujeto a la mejora de los resultados económicos del Ayuntamiento.

Se logra el objetivo del Plan de Mandato de un ahorro neto positivo y ponderado
El ahorro neto determina el equilibrio en las operaciones corrientes realizadas por el Ayuntamiento, en la medida que genera suficientes recursos para su funcionamiento ordinario y la devolución del endeudamiento, y en caso de ser positivo representa la capacidad de asumir nuevo endeudamiento. Un ahorro neto positivo es un indicador de que el ayuntamiento genera suficientes recursos para financiar sus operaciones ordinarias.

Desde 2006 no se producía un resultado presupuestario con un remanente de tesorería positivo

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: