Emotividad y firmeza en el acto de recuerdo y reconocimiento a las víctimas de la Covid-19

Emotividad y firmeza en el acto de recuerdo y reconocimiento a las víctimas de la Covid-19

El acto, celebrado en las Terrazas del Palau Maricel, fue una muestra de agradecimiento a las personas que han sido y continúan trabajando en la lucha contra la enfermedad.

Las Terrazas del Palau Maricel se convirtieron, viernes, en el escenario escogido para celebrar el acto de duelo y reconocimiento a las víctimas de la Covid-19. La iniciativa municipal, servía para expresar el agradecimiento del pueblo de Sitges a las personas que han trabajado, y aún continúan, en la lucha contra la enfermedad desde varios ámbitos.

Cuatro testigos fueron el hilo conductor de un acto que contó con la música de Gloria Freixas, Pinyu Martí y Joan Pinós, como escenificación de la importancia que la cultura y los artistas han tenido para hacer del confinamiento un tiempo más ameno. Los testigos de Nuria Mir, una persona que superado la enfermedad; David Lanau, quien tiene a su madre en la residencia del Hospital de San Joan; Jana Valera, uno de los muchos niños que la Policía Local felicitó a casa el día de su cumpleaños, y Lluís Rey, quien ha requerido de la ayuda del voluntariado, sirvieron para poner en valor el trabajo de algunos de los colectivos más significativos como los profesionales de la salud, el sector asistencial, los cuerpos de seguridad y las personas que han mostrado su cara más solidaria como las costureras o quienes se ofrecieron para cubrir las necesidades diarias de la gente mayor. Cada testigo encendió una vela «para simbolizar el recuerdo a las víctimas y el trabajo para superar la Covid-19, así como la luz que tenemos que ver para construir un futuro entre todos y todas», explicó la alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell.

Fue un acto cargado de emotividad que, al mismo tiempo, sirvió para demostrar la firmeza de tantas personas y colectivos que, profesionalmente o anónima, han trabajado en la lucha contra la enfermedad y para ayudar a las personas en situación más vulnerable. «Sitges ha sido muy generoso y solidario, y ha sabido ayudarse sin tener que dar demasiadas explicaciones. Estos días tan difíciles muchas personas han sacado lo mejor de sí mismas «, destacó Aurora Carbonell. La alcaldesa pidió por el actual camino de reanudación de la actividad, «responsabilidad, solidaridad y civismo».

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.