Las restricciones del COVID19 hacen bajar un 30% los delitos en Sitges.

Las restricciones del COVID19 hacen bajar un 30% los delitos en Sitges.

El incremento de casos positivos de los últimos días hace redoblar los esfuerzos de control en la vía pública, en unos momentos críticos de la pandemia de COVID19.

La Junta Local de Seguridad ha celebrado hoy en Sitges para hacer balance de 2020 y ha constatado que la pandemia ha hecho bajar casi un 30% los delitos en Sitges. Las cifras de las actuaciones de la Policía Local y los Mossos en Sitges indican que en febrero se mantuvieron unos registros muy similares a los de cada febrero que hay Carnaval, pero en cambio a partir de marzo (cuando comienza la pandemia) las actuaciones registradas bajan debido a los efectos del confinamiento, las restricciones de movilidad impuestas y la mayor presencia preventiva de las patrullas policiales en el espacio público.

Según los datos de los cuerpos policiales que operan en Sitges, el verano mantuvo una curva inferior a otros veranos con respecto a los hechos delictivos. El análisis de la Junta de seguridad también ha reflejado que los robos han bajado un 30% y dentro de estos la tipología más frecuente es el hurto, es decir, el robo sin violencia. En esta misma línea, también han bajado los robos a vehículos y en domicilios durante el 2020. Todo ello ha facilitado que las detenciones hayan bajado un 11%.

Las restricciones de movilidad también han vertido una bajada en la siniestralidad y han propiciado que en 2020 no se haya registrado ninguna muerte por accidente de tráfico en Sitges. En general, los delitos contra la seguridad vial han bajado, pero se mantiene el hecho de que la mitad de denuncias son por positivo en alcoholemia. El único aspecto relacionado con la movilidad en Sitges que ha crecido es el de las multas por estacionar incorrectamente, un hecho que ha crecido a pesar de la pandemia. En cambio, las sanciones en la zona azul han bajado, un hecho atribuible al tiempo que se decidió que fuera gratuita o a que durante unas semanas el personal se centró en ayudar en la información a los usuarios de las playas.

Otro de los efectos de las restricciones ha notado en los delitos relativos a convivencia y civismo, ya que muchos de estos terminaban materializando en encuentros numerosas en la vía pública para consumir alcohol y esto se ha restringido especialmente con las medidas contra la propagación de la pandemia, por lo que esta tipología de actuaciones ha descendido un 12% en 2020.

La tendencia contrapuesta es el mantenimiento de niveles de sanciones por delitos de orden público, donde se inscribe el incumplimiento de medidas antiCOVID19. Las infracciones administrativas, dentro de este ámbito, suben y lo hacen especialmente en los primeros meses de pandemia, entre marzo y mayo. Sólo la Policía local ha interpuesto unas 1.500 denuncias en todo en 2020 relativas a incumplimientos de medidas sanitarias contra el COVID19.

La Alcaldesa de Sitges, Aurora Carbonell, que ha presidido la Junta Local de Seguridad, ha agradecido el trabajo de todos los cuerpos policiales en un año tan difícil. La Alcaldesa ha querido recordar que «Sitges no es un municipio con uno o dos actos importantes, sino que tenemos unos setenta grandes eventos que requieren de la coordinación en materia de seguridad». Con respecto a este año de pandemia, Aurora Carbonell valora que «la última semana, la Policía local ha notado un repunte de las denuncias que ha tenido que hacer por incumplimiento de la normativa y esto es un hecho grave que no nos podemos permitir. Estamos en unos momentos muy delicados de la evolución de la pandemia «y en este sentido, Aurora Carbonell hace» un llamamiento a la corresponsabilidad ciudadana para lograr detener estos umbrales de contagio que tenemos actualmente «.

La Policía Local establece controles periódicos a los accesos de Sitges, tanto en las rotondas para los vehículos como la estación de tren. Actualmente, la restricción de movilidad marca un confinamiento municipal, salvo en los casos que se puedan justificar. El concejal de Gobernación, Josep María Martínez, explica que «el cuerpo de la Policía Local velará para hacer cumplir las normas sanitarias, sin descuidar el resto de trabajos que tiene, como el control de la seguridad vial».

La Junta Local de Seguridad ha contado con la presencia del Director general de administración de seguridad de la Generalitat, Jordi Jardí, que afirmó que Sitges es un municipio seguro, pero destacó que el 55% de las infracciones penales son hurtos y estafas «. Jardí cree que esta cifra se puede reducir con «campañas de concienciación y pedagogía hacia la ciudadanía».

Además de la Policía local y los Mossos también han participado de la Junta local de seguridad agentes de la Guardia civil, que han presentado los resultados en sus ámbitos de competencia, como la tenencia de armas o el Servicio de protección de la naturaleza (Seprona).

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: