Playas de Sitges limpias

platgesnetesEl Ayuntamiento de Sitges y la empresa de socorrismo Proactiva impulsan una actuación de concienciación en la playa de La Fragata de Sitges los días 20 y 21 de Septiembre

Una exposición hecha a partir de residuos estará presente en la Playa de La Fragata los días 20 y 21 de septiembre. Se trata de una muestra de los desechos que se pueden encontrar habitualmente en la playa y en la calle como son las colillas, las pipas, los chicles o los tapones de botella, elementos que estarán representados en tamaño gigante al margen de las pasarelas de acceso a la playa y acompañados por un cartel informativo.

Se trata de una acción simbólica con la que el Ayuntamiento de Sitges y Proactiva pretenden despertar la conciencia ciudadana en relación a lo que es uno de los principales activos del municipio de Sitges y uno de los espacios más concurridos, las playas.

La participación educativa contribuye a mejorar las conductas de la sociedad en un espacio que cada vez está más reclamado. Los objetivos son fomentar las conductas cívicas de los ciudadanos y el respeto al entorno natural, sensibilizar al usuario de los efectos que provocan las pequeñas desechos que se lanzan a la playa diariamente y la causa-efecto de las que se tiran por las calles del municipio. También se quiere incidir en las normativas de convivencia en los espacios públicos y el correcto comportamiento de uso del espacio.

El concejal de Playas, Ignacio Garrigó, ha explicado, que «no podemos aspirar a tener unas playas de la máxima calidad sino conseguimos garantizar unas buenas conductas por parte de los usuarios».

Esta acción se suma al trabajo que, desde hace años, el Ayuntamiento está haciendo para contribuir al mantenimiento de las playas limpias como es, entre otros, la distribución de minicontenedores para depositar las colillas de los cigarrillos.

A modo de ejemplo, la vida útil de una bolsa de plástico es, según Ecologistas en Acción, de 12 minutos de media y su producción y distribución consume agua, energía y el coste ambiental del petróleo. Una vez convertida en residuo tarda entre 150 y 1000 años en descomponerse. Su reciclaje no es rentable (cuesta 100 veces más recuperarlas que fabricar de nuevo) y la mayoría termina en incineradoras o en el mar afectando la fauna terrestre y acuática.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: