El pleno de Sitges aprueba unas ordenanzas que incluyen ayudas para familias monoparentales

ordenanzasEl pleno del Ayuntamiento de Sitges aprueba unas ordenanzas fiscales enfocadas hacia la progresividad fiscal y la tarificación social

Las ordenanzas fiscales para 2018, aprobadas inicialmente con los votos a favor del gobierno y Sitges-Grup Independent, incluyen ayudas específicas para las familias monoparentales, además de otras bonificaciones, además de la congelación de impuestos.

El gobierno municipal ha aprobado inicialmente en el pleno celebrado este lunes las nuevas ordenanzas fiscales y precios públicos para 2018 con el apoyo añadido de Sitges-Grup Independent, las abstenciones de Sitges en Positiu, la CUP y el PP, y los votos en contra de Ciudadanos, Nou Horitzó y la concejala no adscrita de Iniciativa, Carme Gasulla. El alcalde, Miquel Forns, ha subrayado que «la situación actual es mejor que la de hace unos años. Por eso congelamos la mayor parte de los impuestos, tasas y precios públicos «.

El concejal de Hacienda, Organización y Gobierno Abierto, Josep Moliné, explicó que en las ordenanzas «aplicamos un primer paso de criterios de progresividad fiscal, como en el caso de las bonificaciones para las familias numerosas, y de tarificación social, por ejemplo en las estancias deportivas o en las guarderías. Desde el gobierno tenemos mucho interés en aplicar la tarificación social y la progresividad fiscal, pero hay una ley que no nos lo pone fácil. Debemos continuar trabajando a través de la Comisión de Estudio sobre los Tributos Municipales y la Progresividad Fiscal para poder implementar al cien por cien estos conceptos «. En este sentido, el gobierno se compromete a mantener abierta la Comisión fruto del acuerdo con la CUP. El concejal ha detallado que «las ordenanzas para el próximo año congelan los impuestos y precios públicos y aumentan las bonificaciones. Y en términos generales mejoran las anteriores «.

La propuesta aprobada inicialmente plantea una rebaja del tipo de IBI que pasaría del 0.71 al 0.65 y del tipo de ocio y hostelería que pasaría del 0,730 al 0,667.

Se contempla la congelación general de las tasas a excepción de la recogida de basura comercial e industrial que en este caso prevé un incremento medio de un 14%. En total, la recogida de desechos comerciales podría representar el próximo año un coste de 2’3 millones de euros de los que el Ayuntamiento soportaría un 61%, mientras que los comerciantes pagarían el 39% restante, según informó la concejala de servicios Urbanos, Carme Almirall.

También se ha previsto un amplio paquete de bonificaciones que mantiene la línea del 2017 pero amplía nuevas franjas de ayudas, como es el caso de las ayudas para las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, familias monoparentales y numerosas. Se contemplan incentivos fiscales para los mercados y para la creación de empresas con responsabilidad social, sostenibles, creativas e innovadoras.

En el turno del debate, el concejal de Sitges en Positiu, Marc Macià, ha destacado que «falta mucho camino por hacer en tarificación social, pero también en fiscalidad medioambiental. Tiene que pagar más quien más ensucie «. Manel Rodríguez, portavoz de Ciudadanos, ha asegurado que «encontramos injustificable e inexplicable el incremento de la tasa [de basura comercial]. Llevamos dos años con incrementos sin contraprestación a la ciudadanía «. Xavier Nin, portavoz de la CUP, explicó que «presentaremos alegaciones para dotar a las ordenanzas fiscales de más progresividad fiscal». Lluís Marcé, de Nou Horitzó, auguró que «habrá más presión recaudatoria entre nuestros conciudadanos». Por su parte, la portavoz de Sitges-Grup Independent, Vinyet Lluis, ha afirmado que «hay cosas que están un poco flojas y que podrían mejorar, pero estamos bastante de acuerdo con lo que se ha presentado». El portavoz del PP, Ferran Llombart, ha destacado que «supone un agravio para el sector comercial y empresarial el incremento del coeficiente del IBI y de la basura de este tipo. Vemos injusto que se penalice el sector empresarial «. Por último, la concejala no adscrita de ICV, Carme Gasulla, puntualizó que «su propuesta de tarificación social con el IBI no tiene nada de progresiva. Incluso es injusta «.

Tras la aprobación inicial, ahora se abre un periodo de 30 días de alegaciones para presentar cambios a esta primera propuesta en el que todo el mundo puede participar.

Otros puntos del pleno

El pleno ha dado cuenta del convenio firmado entre el consejo comarcal del Garraf a través del cual se promueve la prospección empresarial en el municipio.

También se ha ratificado la disolución del Consorcio Sanitario del Garraf y se ha aprobado la adhesión al nuevo Consorcio Sanitario del Alt Penedès y Garraf. La evolución de la normativa del sector público en los últimos años aconseja la reordenación de los dispositivos asistenciales en el ámbito salud. En este escenario, la Generalitat trabaja con el objetivo de promover la fusión funcional de sus recursos y la gestión conjunta mediante una entidad íntegramente pública perteneciente al sector público de la Generalitat, que sería el nuevo Consorcio.


En el apartado de las mociones, el Pleno ha aprobado la moción presentada por los grupos políticos municipales del Partido Demócrata y Demócratas de Cataluña (PdeCat y Demócratas) y Esquerra Republicana de Cataluña, en la que se condena la actuación policial del 1 de octubre, se declara Enric Millo persona non grata en Sitges y se pide la libertad de los presidentes de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y ANC, Jordi Sánchez.

También se ha dado luz verde a la moción en apoyo a la escuela catalana y en rechazo a las voces que ponen en cuestión el sistema educativo actual.

Por último, la sesión plenaria ha aprobado la moción en rechazo de la aplicación del artículo 155 con los votos a favor del gobierno (PdeCat, Demócratas y ERC) y la CUP, las abstenciones de Sitges en Positiu, Nou Horitzó y Sitges -Grup Independent, y los votos contrarios de Ciudadanos y PP.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.