Se presentan las memorias de Jaume Daví

llibredaviSe presentan las memorias de Jaume Daví

El libro ‘La destrucció de l’Art Sacre Sitgetà. Memorias de Jaume Daví y Mañosa ‘, publicado por el Ayuntamiento de Sitges en la colección Fragmentos de Historia, se ha presentado en el salón de Oro del Palacio de Maricel. El alcalde Miquel Forns ha anunciado que pedirá a la Comisión de Toponimia que un espacio de la ciudad lleve el nombre de Jaume Daví
El Ayuntamiento de Sitges ha presentado el libro ‘La destrucció de l’Art Sacre Sitgetà. Memorias de Jaume Daví y Mañosa ‘dentro de la colección Fragmentos de Historia, obra del investigador local Blai Fontanals y Argenter, quien ha dado forma y contextualizado las memorias.

Jaume Daví era un sitgetà de adopción que sirvió a la vila por su profesionalidad como funcionario y jefe técnico del Departamento de Obras Públicas, y también, por ser uno de los que el 3 de julio de 1936 salvó los cinco altares barrocos de la Iglesia Parroquial y también contribuyó a resguardar en los bajos de Maricel cuadros importantes de Rusiñol, Casas, Mir, Miró, Mas y Fontdevila, Sisquella, y esculturas de Manolo Hugué y Llimona.

Daví murió el 3 de agosto de 1978, pero pocos años antes, en 1970, había escrito sus memorias, unas notas autobiográficas destinadas a sus familiares descendientes. Ahora, coincidiendo con el cuadragésimo aniversario de su muerte, el investigador local Blai Fontanals ha dado forma a aquellas memorias y las ha contextualizado a través del libro ‘La destrucció de l’Art Sacre Sitgetà. Memorias de Jaume Daví y Mañosa ‘, publicado por el Ayuntamiento de Sitges en la colección Fragmentos de Historia. En total, se han editado 200 ejemplares.

La obra muestra historias universales y, al mismo tiempo, los episodios más destacados de la historia local del siglo XX a través de este sitgetà de adopción singular.

Blai Fontanals y Anna Grimau, periodista, autora del prólogo y sobrina-neta de Daví, han hecho un diálogo sobre diferentes pasajes de su trayectoria, especialmente el momento en que salvó los altar barrocos de la Iglesia Parroquial. Grimau ha aprovechado el acto para comentar que «Sitges está en deuda con Jaume Daví y que recordarlo poniendo su nombre en una calle sería una forma de agradecer todo lo que hizo».

El alcalde, Miquel Forns, ha recordado que «este libro ayuda a recuperar la memoria histórica de una persona, de su familia y la implicación y atención hacia Sitges ya la vez poder recuperar la historia de Sitges, reflejado en el diálogo que han tenido Anna Grimau y Blai Fontanals hablando de Jaume Daví. Un hombre que, como comentaron, fue extraordinario, bondadoso y valiente.

Por todo ello, Forns comentó que se está estudiando la posibilidad de hacer una visita guiada sobre la historia de los retablos y los cinco altares, que Jaume Daví «se responsabilizó de salvaguardar».

Sobre la petición de Anna Grimau de poner el nombre de Jaume Daví en una de las calles de Sitges, el alcalde ha anunciado que hará llegar a la Comisión de Toponimia la petición para valorar que Sitges pueda tener un espacio público con su nombre .
Biografía de Jaume Daví

Jaume Daví (Sabadell, 14 de enero de 1895- Sitges, 3 de agosto de 1978) nació en Sabadell y llegó a Sitges en mayo de 1920 para trabajar en la urbanización de Terramar. Tenía 25 años y quedó cautivado por la ciudad. Durante dos años trabajó en la construcción de varios chalets de Terramar y en 1932 entró en el Ayuntamiento en el Acueducto Municipal y luego pasó a ser encargado de la brigada del Departamento Municipal de Obras del Ayuntamiento hasta que se jubiló.

El Ayuntamiento le concedió a título póstumo el Diploma de Servicios Distinguidos. También se entregó a la viuda, Teresa Paixò, una placa de plata en reconocimiento a la actividad artística-cultural que en vida llevó a la villa.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.