Sitges rinde homenaje al presidente Lluís Companys

companys

Presididos por el Alcalde de Sitges, portavoces, concejales, formaciones políticas, el exalcalde Pere Junyent, la Asamblea Nacional Catalana participaron, ayer, en el acto de homenaje al que fue presidente de la Generalidad de Cataluña y fusilado por el franquismo.

Coincidiendo con el aniversario de su fusilamiento, el Ayuntamiento de Sitges rindió ayer un pequeño homenaje al presidente Lluís Companys.

Lluís Companys fue el único presidente europeo elegido democráticamente que fue fusilado por el franquismo la madrugada del 15 de octubre de 1940 Después de exiliarse en Francia fue encarcelado, torturado y asesinado por las tropas franquistas en el foso de Santa Eulalia del Castillo de Montjuïc en Barcelona.

Representantes de la Asamblea Nacional Catalana; miembros de los partidos políticos de ERC y Reagrupament; la CUP y Esquerra Independentista; CiU; y Partido de los Socialistas de Cataluña, participaron ayer en el acto institucional de homenaje que fue presidido por el Alcalde de Sitges, Miquel Forns, acompañado por el exalcalde Pere Junyent. El monolito en recuerdo a la memoria de Lluís Companys fue el lugar donde se depositaron las flores que servían para recordar la figura y el legado del presidente de la Generalidad de Cataluña durante la Segunda República.

Al finalizar la ofrenda de flores, el Alcalde de Sitges pronunció unas palabras. Miquel Forns comenzó recordando el momento en que se condenó al Presidente a la pena de muerte: «Fallamos, que debemos condenar y condenamos al ex-Presidente del disuelto Gobierno de la generalidades Catalana, Luis Companys Jover, como responsable en conceptos de autor miedo adhesiones del expresada delito de rebelión militar, a la pena de Muerte con accesorios legales caso de indulto y expresa reserva de la acción civil o Responsabilidad de igual clase en cuantia indeterminada … «.

«Esta fue su causa criminal», dijo el Alcalde. «Ser el presidente democrático de todos los catalanes y catalanas le supuso un consejo de guerra y su cruel fusilamiento en el castillo de Montjuïc. El presidente mártir pagó con su vida su catalanidad y la defensa de la Generalidad. La política y la justicia se mezclaron de manera indecente … Pero, los días intensos que vive nuestro país vuelven a hacer protagonista la política y la justicia, afortunadamente sin la extremada violencia de 1940 «, continuó Miquel Forns.

El Alcalde subrayó que «por un lado, una parte de la política busca que la justicia dictamine sobre situaciones políticas. Y por otra parte, altos tribunales sentencian y suspendiendo procesos políticos. Es una perversión del sistema democrático, que a quien perjudica más es a la ciudadanía y especialmente, en nuestro caso, en el pueblo de Cataluña «.

Miquel Forns aseguró que «estamos viviendo meses de mucha carga política. Y unos últimos días de mucha preocupación, incertidumbre y, incluso para algunos, decepción. Nadie ha dicho que este fuera un proceso nacional fácil. El proceso es y será largo y pesado, incluso, costoso. Pero tengamos presente, una vez más, que los embates desde el Estado son aún más gruesos y que el proceso que vive nuestro País necesita de la cooperación de todos, instituciones y sociedad civil «.

Dado el contexto, el Alcalde quiso, también, hacer un llamamiento a la participación el 9 de noviembre «hay una gran movilización en todo el País para demostrar al Estado y al mundo entero que el proceso sigue vivo, que continúa con la fuerza de la base, con la fuerza de todos, que los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña queremos decidir democráticamente nuestro presente y futuro como pueblo «.

Miquel Forns terminó recordando de nuevo el legado del presidente Companys «un hombre comprometido con la democracia. Un hombre comprometido con la justicia social. Un hombre comprometido con la igualdad de los hombres y mujeres. Y un hombre comprometido con Cataluña. Un hombre que llevó su compromiso hasta el final. La gestión de su tiempo político tampoco fue nada fácil para él, pero puso siempre por delante la dignidad de la nación. Tengamos la dignidad del presidente Companys como referente. La dignidad de un País-que somos todos- que no quiere doblar la espalda cuando se nos quiere privar de derechos y de libertades democráticas. No nos doblaremos. Pero, eso sí, seguimos haciéndolo juntos. Este proceso nacional no termina el 9 de noviembre. Tenemos todavía camino por hacer, para hacerlo juntos. Continuamos impulsándolo desde el mundo local y desde la sociedad civil. Amigas, amigos, continuamos haciendo posible el sueño de Lluís Companys que es el de una Cataluña en libertad «.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: