Sitges saca su lado más solidario

Sitges saca su lado más solidario

• El destino de Sitges se asocia a su marca turística, eventos, ocio o cultura. Pero más allá de todos estos aspectos que la hacen un destino atractivo, estos días está demostrando uno de sus valores más sólidos, la solidaridad.

• Durante el confinamiento también se pone de relieve los valores de la Certificación Biosphere, que entiende la Sostenibilidad como un equilibrio territorial y social.
Como la mayoría de destinos turísticos, Sitges está pasando estos días por momentos difíciles debido a la pandemia del coronavirus con establecimientos cerrados y sin el bullicio habitual en la calle, que la hace tan singular. Pero esta situación también ha sacado a la luz, otro intangible muy característico de la villa, la solidaridad de sus ciudadanos, empresarios, instituciones y el rico tejido asociativo del municipio.
Más allá de ser una villa abierta, cosmopolita e innovadora, Sitges destaca también por su carácter solidario y una vez más las sitgetanas y los sitgetanos ponen de manifiesto que están responden con iniciativas solidarias para minimizar el riesgo de contagio. El Ayuntamiento de Sitges gestiona y coordina todas las acciones de voluntariado y donaciones. Se ha creado una bolsa de 260 voluntarios y voluntarias para hacer tareas sociales, de los que se derivan unos 70 servicios semanales que cubren las necesidades de las personas mayores y las personas vulnerables. También han surgido otras redes de solidaridad como el grupo de costureras y costureros que han hecho más de 2.000 mascarillas de ropa para distribuirlas entre los trabajadores municipales, voluntarios, entidades y personas a título individual. También hay otro grupo de Sitges que fabrican mascarillas con impresoras 3D y soportes de puertas. Como ha resultado ya se han hecho más de 400 mascarillas con 3D.
Hoteleros y restauradores de la villa también han puesto en marcha acciones vinculadas con la crisis sanitaria actual. Establecimientos emblemáticos hoteleros se han convertido en hoteles medicalizados o en espacios de acogida para personas sin techo, y el sector de la restauración ha dado comida para los sanitarios, entre otras iniciativas.
Pequeñas empresas vinculadas con el ámbito deportivo ofrecen clases gratuitas online para el beneficio de la colectividad y los artistas locales comparten sus talentos para todas aquellas personas que se quieren añadir a través de las redes sociales.
Empresas de todos los sectores y particulares han dado estos días material y han ofrecido al Ayuntamiento de Sitges sus servicios para colaborar en esta crisis del coronavirus que obliga a toda la ciudadanía a actuar no sólo de manera individual sino, sobre todo, de manera colectiva, responsable y solidaria.
Estas colaboraciones también se añaden a acciones como las donaciones de dispositivos electrónicos (móviles y tabletas) que son habilitadas para usos educativos y que se destinan a familias que no tienen.
Así, mientras no puede empezar a temporada turística, Sitges dedica tiempo y esfuerzos de este impasse, a uno de los valores que también pone de relieve la Certificación Biosphere que entiende la Sostenibilidad, así como un equilibrio territorial y social.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.