El Festival Internacional de Patchwork cierra con récord de público y de actividad comercial

FiraLa organización valora el certamen de una edición récord tanto por la cifra de visitantes como por el volumen de la actividad comercial generada en la feria. La organización estima que han pasado por Sitges más de 20.000 personas en el transcurso de la Feria.
Japón, Hungría, Estados Unidos y varios puntos de Europa, entre los que destaca Suecia, el país invitado, son algunas de las procedencias de las más de 20.000 personas que han visitado el Festival Internacional de Patchwork desde el jueves hasta el domingo en Sitges. La organización del evento asegura que se ha superado el registro de visitantes desde que comenzó el Festival y el mejor volumen de actividad comercial. También se ha aumento ligeramente la cifra de venta de entradas a las exposiciones que se han podido ver en el Edificio Miramar, el Estudi Vidal, el Espacio Cultural Pere Stämpfli, L’Escorxador, la Fundación Ave María, el Casino Prado Suburense y, este año como novedad, en el Palau del Rei Moro.

La concejala de Turismo, Aurora Carbonell, ha hecho una valoración muy positiva del evento y la repercusión que ha generado por el municipio ya que, entre otros beneficios, «hemos podido constatar que se han realizado estancias más largas, lo que supone un retorno muy importante para el sector hotelero, de restauración y comercial». La Concejala ha subrayado que «el Festival de Patchwork es el ejemplo más paradigmático de los eventos que tenemos en Sitges y por los que tenemos que seguir apostando, respetuosos con el entorno y con un gran impacto tanto directo como indirecto por Sitges». Según el Gremio de Hostelería, se registró un 85% de ocupación media en todos los hoteles de Sitges.

La coordinadora del Festival Internacional de Patchwork, Imma Farreró, explicó que «ésta ha sido una edición récord. Hemos aumentado la venta de entradas a las exposiciones, hemos superado la cifra prevista de asistentes y por lo tanto estamos muy satisfechas con los resultados obtenidos este año». Imma Farreró ha destacado también que «un año más hemos podido tener los profesionales más relevantes a nivel internacional y eso nos consolida como marca de Festivales dentro del sector». Entre las exposiciones que más han impactado entre los visitantes, la muestra de los costureros egipcios «Cairo Tentmakers» en el edificio Miramar. De cara a próximas ediciones, la organización avanza que se continuará trabajando en la línea de invitar a artistas de primer nivel de todo el mundo.

El Festival Internacional de Patchwork este año llegaba con el título «Sal y pimienta contrastes» y contó con la participación de 100 expositores que pudieron mostrar las últimas tendencias del sector al gran público. En esta edición, el país invitado ha sido Suecia, coincidiendo con la iniciativa de turismo de abrir la oferta del pueblo en el mercado escandinavo.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.