Emerge el chorro de agua dulce en Aiguadolç

brollEl incremento de la capa freática del agua también se puede ver en la playa de San Sebastián.

La lluvia que ha caído en los últimos tiempos en Sitges ha vuelto a provocar en la zona de la playa de Aiguadolç y de Sant Sebastià que se haya infiltrado el agua en el subsuelo. Según los expertos en geología, las aguas que se infiltran en el subsuelo siguen un largo camino que las puede llevar a aparecer en la superficie en forma de fuente y pueden ser intermitentes, dependiendo del régimen de lluvias, como ha sucedido en las dos playas de Sitges.
La concejala de Playas, Aurora Carbonell, explica que «cuando llueve el agua puede seguir caminos diferentes, entre los cuales, evaporarse, que las plantas lo aprovechen, circular en superficie o infiltrarse en el suelo, que es el que nos ha pasado en el caso de Aiguadolç y Sant Sebastià». La concejala, además, destaca que «situaciones como estas demuestran que los circuitos funcionan y la naturaleza está viva».

El Macizo del Garraf, concretamente en la zona más cercana al litoral, las aguas del subsuelo siguen caminos subterráneos hasta llegar al mar por debajo de la superficie marina y afloran a la superficie en forma de fuentes. Muchas de estas fuentes son temporales, según las lluvias, la forma de los depósitos y los caminos subterráneos naturales que regulan la circulación.

En la playa de Aiguadolç, se ha repetido la tendencia de los últimos años y ha resurgido de nuevo un afloramiento de agua natural, lo que en términos de geología se conoce como surgencia, una vez el acuífero ha llegado a la cota de playa. Tal como explican los mismos especialistas, «es una caso de surgencia natural esporádica ya conocida por nuestros antepasados ​​y que ha dado nombre al lugar, Playa de Aiguadolç». Los efectos del afloramiento del agua se pueden ver también en el estado muelle de la arena de la playa de Sant Sebastià.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.