La audiencia pública sobre el Plan de Usos del Centro Histórico de Sitges

audienciaLa audiencia pública sobre el Plan de Usos del Centro Histórico llena el auditorio del Miramar

Un centenar de personas han asistido este jueves a la audiencia pública sobre el Plan de Usos del Centro Histórico de Sitges, celebrada en el auditorio del Centro Cultural Miramar. La presentación ha corrido a cargo de la concejala de Promoción Económica, Turismo y Playas, Aurora Carbonell, acompañada de la presidenta del Área de Promoción y Territorio, Mercè López-Feliu, que han dado respuesta a las diferentes preguntas y preocupaciones expresados diciembre del público.


La audiencia pública sobre el Plan de Usos del Centro Histórico ha llenado este jueves el auditorio del Centro Cultural Miramar con vecinos y representantes de los principales sectores de la economía y el comercio de Sitges, en un acto que ha servido para pulsar la opinión de los ciudadanos sobre el modelo de usos y actividades en los principales ejes comerciales de la ciudad con el objetivo de adaptar la normativa a la nueva realidad.

La concejala de Promoción Económica, Turismo y Playas, Aurora Carbonell, explicó que Sitges ha experimentado en los últimos años un cierre progresivo de comercios y actividades inocuas y la apertura, en su lugar, otras generadoras de molestias, como olores , ruidos, terrazas y carga y descarga. Ante esta situación, durante dos años el gobierno ha llevado a cabo consultas con vecinos, representantes de los hoteles, restaurantes y establecimientos de ocio nocturno, agencia inmobiliarias, comerciantes, entre otros. Para permitir la presentación de nuevas aportaciones, el gobierno municipal ha ampliado recientemente el plazo de alegaciones hasta el 15 de marzo. La audiencia pública de este jueves se enmarca en la voluntad del gobierno de reforzar el diálogo con los diferentes sectores de cara a la aprobación del Plan de Usos.

Según Carbonell, algunas de las conclusiones extraídas de estos encuentros son la disminución alarmante de la calidad general de la oferta actual; el incremento de actividades como supermercados, grandes almacenes, bazares y souvenirs, así como establecimientos comerciales de platos preparados, churrerías y venta de pan; la gran rotación de negocios con una vida corta, y la incidencia negativa de los horarios de las actividades en la convivencia vecinal.

El nuevo Plan de Usos modificado contempla reducir la densidad de bazares; limitar los establecimientos de comida para llevar, y limitar los bares, restaurantes y vinacotecas al eje central. Al mismo tiempo, plantea ampliar la separación entre un bar y otro a 50 metros caminando. En la calle del Primero de Mayo sólo se podrán abrir bares musicales.

Carbonell: «Queremos potenciar el eje comercial y apostamos por servicios respetuosos»

La concejala de Promoción Económica, Turismo y Playas, Aurora Carbonell, explicó que con las modificaciones incluidas en el Plan de Usos «queremos potenciar el eje comercial, con servicios que alimenten la experiencia comercial, y apostamos para que sean respetuosas con el residente «. También ha manifestado que «teníamos claro el camino para definir qué queríamos hacer: la participación ciudadana, hablar con mucha gente de diferentes sectores».

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.