CatalanChinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

Los ayuntamientos de Sitges y Sant Pere de Ribes y la Diputación de Barcelona inauguran el nuevo paso de peatones de la C-246a

C-246aLos ayuntamientos de Sitges y Sant Pere de Ribes y la Diputación de Barcelona inauguran el nuevo paso de peatones de la C-246a

Los alcaldes de Sitges, Miquel Forns, y Sant Pere de Ribes, Abigail Garrido, y el diputado delegado de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación de Barcelona, Jordi Fàbrega, han inaugurado este martes el paso de peatones de la carretera C-246a . La actuación mejora la movilidad y seguridad de vehículos y peatones en un tramo que conecta el Camping El Garrofer, situado en el término municipal de Sitges, con la urbanización de Rocamar, justo delante, en Sant Pere de Ribes.

Los usuarios del Camping El Garrofer, en Sitges, y los vecinos de la urbanización Rocamar, en Sant Pere de Ribes, pueden cruzar con más seguridad desde hace unas semanas la carretera C-246a gracias al paso de peatones que se ha habilitado , ejecutado con la participación de la Diputación de Barcelona y los ayuntamientos de las dos poblaciones vecinas. La actuación, que ha contado con una inversión final de 204.000 euros, ha consistido básicamente en la ejecución de una isleta central y del estrechamiento de los carriles para reducir la velocidad de los vehículos; la adecuación de las paradas de autobús mediante dos dársenas para que las paradas se efectúen fuera de la calzada, y la implementación de un paso de peatones con semáforos.

En el acto inaugural de la obra, el alcalde de Sitges, Miquel Forns, ha destacado “el incremento de las medidas de seguridad a través del semáforo, el paso de peatones y las paradas de autobús a un lado y una otra. Celebramos la cooperación entre las tres administraciones locales, que nos hemos puesto al lado de los vecinos y vecinas por una actuación que hacía mucha falta “. El diputado delegado de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación de Barcelona, Jordi Fàbrega, ha resaltado que, a pesar del coste económico de la actuación, “si con ello podemos salvar una vida o evitar un siniestro, debemos dar claramente por satisfechos los dos ayuntamientos y la Diputación de Barcelona, que las administraciones estamos para detectar problemas, buscar soluciones y actuar “. La alcaldesa de Sant Pere de Ribes, Abigail Garrido, ha recalcado que “hemos colaborado, los tres juntos, en una obra importante para los vecinos y las vecinas, en este caso compartida entre los términos municipales de Sant Pere de Ribes y de Sitges, con la mediación y la ayuda de la Diputación de Barcelona, poniendo solución a un problema histórico que tenían la urbanización de Rocamar y el Camping el Garrofer “.

Los gastos de la actuación han ido a cargo mayoritariamente de la Diputación de Barcelona, que ha puesto 143.000 euros, un 70% del coste de ejecución de la obra. El Ayuntamiento de Sitges ha aportado 51.500 euros, mientras que Sant Pere de Ribes ha invertido 8.900 euros. La diferencia entre lo que han puesto los dos ayuntamientos se explica porque la mayor parte de la actuación corresponde a la banda del término municipal de Sitges.