Los Museos de Sitges incorporan por primera vez la lengua de signos en un proyecto audiovisual

Los Museos de Sitges incorporan por primera vez la lengua de signos en un proyecto audiovisual

Los vídeos, que repasan la trayectoria y el Fondo del Museo Maricel y del Cau Ferrat, forman parte del programa ‘La Mirada Táctil’.

La Oficina de Patrimonio Cultural de la Diputación de Barcelona puso en marcha, en 2007, una serie de acciones para acercar los museos y su patrimonio a toda la sociedad. Todas ellas se enmarcan dentro del programa La Mirada Táctil , realizado con el asesoramiento de la Federación de Sordos de Cataluña, que se centra en el desarrollo de equipamientos museográficos de presentación táctil sobre el fondo y los contenidos de diferentes museos como elemento de inclusión para asegurar la accesibilidad cultural a todos sus visitantes. 

Las acciones de La Mirada Táctil se reparten por diferentes museos del país y, desde finales de 2019, también cuentan con la participación de los Museos de Sitges. Concretamente, con dos vídeos en lengua de signos sobre la trayectoria y el fondo museográfico del Museo Maricel y el Cau Ferrat. Los documentos están disponibles de manera gratuita en la página web y en la aplicación móvil de los Museos y también en la plataforma VisitMuseum.

Esta es la primera vez que los Museos incorporan este sistema de comunicación de modalidad gestual y visual en alguno de sus contenidos divulgativos. Los intérpretes que aparecen en el vídeo forman parte del mismo programa inclusivo de la Diputación de Barcelona, ​​que ha subvencionado su realización.

Los Museos de Sitges ya hace tiempo que trabajan para acercar sus obras de arte a los visitantes con cualquier tipo de diversidad funcional. El primer paso, con la reapertura del diciembre del año 2014, fue hacer más accesible el Museo Maricel y el Cau Ferrat a las personas con movilidad reducida con la instalación de rampas y ascensores. El siguientes paso son estos vídeos, pero todavía hay trabajo para hacer.

La intención es elaborar una plan de acciones para solucionar la accesibilidad cognitiva. En este sentido, se quiere consensuar cuáles son los públicos potenciales en un primer estadio y, a partir de ahí, cuáles son las actividades más adecuadas para ellos. Una tarea que se quiere hacer junto con centros y especialistas.

Una de las propuestas que ya está en cartera es utilizar la lengua de signos en acciones presenciales en los Museos de Sitges. La Diputación de Barcelona ofrece este servicio a los Museos de la Red de Museos Locales pero, hoy por hoy, sólo en materia de visitas guiadas.

La lengua de signos catalana, conocida habitualmente con las siglas LSC, es la lengua de las personas sordas y sordociegas signantes de Cataluña y con la que se suelen relacionarse con otras personas de su entorno familiar y social inmediato. La LSC, como otras lenguas de signos, cumple todas las funciones comunicativas posibles y, como toda lengua viva, tiene unas características que la distinguen. La lengua de signos catalana ha evolucionado desde sus inicios y continúa evolucionando constantemente de acuerdo con la sociedad del conocimiento y la comunicación actuales.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.