CatalanChinese (Traditional)DutchEnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

El pleno municipal adapta las inversiones sostenibles a las necesidades más urgentes

plenoEl pleno municipal adapta las inversiones sostenibles a las necesidades más urgentes

El Ayuntamiento de Sitges ha aprobado en el pleno extraordinario de este lunes un nuevo paquete de inversiones del remanente que amplía con 3,7 millones de euros las aprobadas el pasado mes de julio, de 5,5 millones. De esta manera, se lleva adelante un conjunto de 35 proyectos, valorados en 9,3 millones, en un listado que se ha tenido que actualizar. En esta misma sesión, se han aprobado una serie de modificaciones de crédito que, entre otros, permitirán destinar 125.000 euros a Vivienda de Protección Oficial (VPO) y en estudios vinculados a inversión sostenible.

El gobierno municipal más los concejales de Sitges en Positiu, Sitges-GI y el PP han apoyado la ampliación y actualización de las inversiones sostenibles que deben realizarse con el remanente de tesorería de este año. Los cambios se han efectuado para priorizar aquellas actuaciones que son más urgentes, descartando otras menos factibles y que quedan aplazadas. Se ha incrementado la partida destinada a la remodelación de la Escuela de Adultos (800.000 euros), porque no se puede fraccionar el pago en plurianualidades. También se incrementa la cantidad destinada a mejoras en el asfaltado público, que pasa de 200.000 a 600.000 euros. Otras actuaciones destacadas son la mejora del alumbrado público de Terramar (800.000 euros) y las mejoras en los accesos de la estación de Garraf (525.000 euros). Algunas de las actuaciones previstas inicialmente en el listado de inversiones sostenibles han tenido que aplazar, como es el caso de la remodelación del edificio de la Casa de la Villa y las obras en el Palau Maricel. Esta última actuación está previsto ejecutar en 2018.

El alcalde, Miquel Forns, ha justificado las variaciones “por condicionantes técnicos”. De la ampliación del Parque de Bomberos, por ejemplo, explicó que “estamos esperando que la Generalitat nos haga el plan funcional y esto no llegará a finales de año”. De la Casa de la Vila ha recordado que “se incluyó en el plan de inversiones plurianuales. No entra en el 2017, pero lo hará en 2018 o en 2019, como el centro cívico de les Botigues “.

El concejal Eduard Terrado, representante político del gobierno en la comisión de inversiones sostenibles, ha recalcado que “no se ha renunciado a nada. La suma de todos los proyectos hacen muchos millones de euros y hemos tenido que elegir los que son factibles. Si no podemos llegar al punto de la licitación [en referencia a determinadas acciones y antes de que acabe el año], no los podemos incluir en el listado. Es mejor dejarlo para el 2018 “, añadió.

Las dudas sobre los motivos de los cambios y la incertidumbre sobre si el Ayuntamiento llegará a tiempo de llevar adelante las actuaciones previstas han centrado gran parte de las intervenciones de los grupos de la oposición, algunos de los cuales han pedido la retirada del punto pidiendo más documentación . El portavoz de Ciudadanos, Manuel Rodríguez, ha atribuido a una “responsabilidad política” que haya “numerosas modificaciones” en el paquete de inversiones sostenibles. Desde Sitges en Positiu, Ricard Vicente también ha criticado las “diferencias muy importantes” detectadas. Lluís Marcé, de Nou Horizó, ha asegurado que “las previsiones de ejecución no son muy optimistas”. La concejala de Sitges-GI, Vinyet Lluís, lamentó “que el debate haya llegado donde ha llegado”, en referencia a algunas intervenciones subidas de tono, mientras que el concejal popular, Ferran Llombart, ha recalcado que “dependemos de la voluntad de los servicios internos del Ayuntamiento y de la ilusión para sacar adelante estos proyectos “. Por último, la concejala no adscrita Carme Gasulla ha pedido “responsabilidades políticas” al gobierno por su “inoperancia”.

Forns: “No renunciaremos al espacio de acogida”

Por unanimidad, el pleno municipal ha aprobado la revocación del acuerdo de aprobación inicial del proyecto ejecutivo de rehabilitación de la Masía de Can Pere Mestres. El alcalde, Miquel Forns, ha asegurado que “no vamos a renunciar a tener este espacio de acogida para personas sin techo”. Tras reconocer que “no se hizo bien”, ha anunciado que “encontraremos una solución consensuada, en un proceso de participación ciudadana”.

En el pleno extraordinario de este miércoles, en la que han faltado los tres concejales de la CUP, se han sometido a debate y aprobación un total de cuatro puntos. El orden del día incluía varias modificaciones de crédito en el presupuesto de 2017, que ha salido adelante con la única abstención de Sitges en Positiu, Nou Horizó y la concejala no adscrita Carme Gasulla. Entre otros, se trata del rescate de 125.000 euros de varias inversiones que no se han llegado a llevar a cabo y que se destinarán a Vivienda de Protección Oficial (VPO) y en estudios vinculados a inversión sostenible.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.