Sitges implanta nuevas medidas contra la venta ambulante

vendaambulantMás controles en las principales vías de entrada del municipio, campañas de concienciación en las playas y los comercios, y actuaciones en la vía pública. Estas son algunas de las medidas que se implementan en Sitges para paliar la venta ambulante.

El Ayuntamiento de Sitges ha reunido esta semana la mesa de trabajo con el objetivo de hacer un seguimiento a las medidas implantadas por la administración y los cuerpos de seguridad, y abordar nuevas cuestiones surgidas del consenso con el objetivo final de minimizar la venta ambulante ilegal en la vía pública. La mesa, que se puso en marcha el pasado verano, está formada por representantes de los cuerpos de seguridad, de los sectores del comercio, la hostelería y de las playas, además de las Concejalías implicadas (Gobernación, Promoción Económica y Servicios Urbanos).
El Alcalde de Sitges, Miquel Forns, asegura que «nosotros solos no tenemos capacidad para erradicar la venta ambulante ilegal del todo. Es necesario que el Estado tome conciencia de esta situación en tanto que es un problema social y que hablamos de personas con una situación de exclusión social absoluta». El Alcalde pide que el Estado tome medidas para que quien «sufre directamente esta problemática somos los municipios». Miquel Forns afirma que «hay una alianza de municipios afectados por esta situación de venta ambulante ilegal para presionar al Estado que tome medidas legislativas y de carácter social».

En Sitges ahora se ha llevado a cabo un nuevo dispositivo policial formado por agentes de la Policía Local y los Mossos para hacer patrullajes conjuntos en los principales puntos de entrada del municipio, como es la estación, e intentar que los vendedores ambulantes no lleguen a los puntos de máxima concurrencia del municipio. También se llevan a cabo patrullajes conjuntos en las calles y el paseo de la Ribera y Marítimo, además de actuaciones de investigación para detectar pisos donde se almacene material.

La mesa de trabajo impulsará también acciones de concienciación con campañas en los chiringuitos de las playas, a los comercios y hoteles. También se difundirá un mensaje con 4 idiomas diferentes en todas las playas de Sitges para recordar la prohibición por ordenanza municipal de la venta y la compra ambulante ilegal.

Desde el 1 de enero de 2015 hasta ahora, la Policía Local y los Mossos han podido requisar cerca de 4.000 artículos y tramitar una cincuentena de denuncias por infracciones administrativas, lo que se considera la venta ambulante.

Versión optimizada para móviles de esta página, Ver AMP Version.